La muerte de Néstor Cristóbal

Filiberto Vargas Rodríguez
Punto de Vista

La muerte de Néstor Cristóbal

Prefacio.
En enero de 2017, apenas un mes después de haber asumido el cargo como gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares anunciaba, orgulloso que su gobierno realizaba “acciones contundentes para mejorar la salud y el bienestar de los veracruzanos”. *** Dijo que su gobierno tenía “la firme determinación” de ofrecer a los veracruzanos servicios médicos eficientes y de calidad, de garantizar el acceso de todos a las medicinas y tratamientos que requieran para restablecer la salud sin distinción para nadie”. *** Una prioridad de su gobierno, dijo, era alcanzar a surtir el 90% de las recetas en todos los centros de salud y hospitales. *** Sin embargo, el pasado fin de semana Patricia Ponce Jiménez, quien recibiera del Congreso de Veracruz el Premio Estatal a la Mujer 2017, reconocida por su activismo a favor de las personas con VIH, denunció una crisis de desabasto de retrovirales y fórmulas lácteas para los pacientes de Sida, no sólo adultos, sino hasta los bebés. *** De hecho confirmó que fueron presentadas cinco denuncias ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pues con este desabasto se pone en riesgo la vida de al menos 2 mil pacientes y 50 lactantes. *** Dijo que esta es la primera vez en más de 16 años que se padece una crisis de tal dimensión. *** Una promesa incumplida más de nuestro flamante gobernador. *** Eso pasa por votar enojados.
* * *
Néstor Cristóbal Cruz tenía 47 años de edad. Era el cuarto de seis hermanos.
Contrario a lo que se pudiera suponer, Nestor no vivía de la influencia que posee su padre, Juan Cristóbal Céspedes, el dirigente fundador de la Central Campesina Independiente (CCI) y figura preponderante del PRI, no sólo en Veracruz, sino a nivel nacional. Nestor era poseedor de una concesión de taxi en Tuxpan y él mismo la operaba.
Néstor Cristóbal desapareció el 13 de marzo. Hay quienes suponen que su trabajo de taxista lo hizo más vulnerable: “Le pidieron una carrera y no regresó”, supone su padre.
Dos semanas después de su desaparición, el 27 de marzo, en la comunidad Juan Felipe, del municipio de Naranjos, efectivos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) detuvieron a Omar García Martínez y a Vito Fuentes Baltazar. Cuando se disponían a recoger el pago del rescate por el hijo de Juan Cristóbal Céspedes.
La captura de Omar García llevó a los investigadores a investigar a la doctora Maluvi Priante Amador, propietaria de una clínica de estética “Medical Laser”, quien al parecer sostenía una relación sentimental con el detenido.
Enre los hermanos de Néstor hay nombres muy conocidos a nivel estatal. Martín Cristóbal Cruz, por ejemplo, ha sido presidente municipal de Tamiahua y legislador. Edmundo Cristóbal Cruz, por su parte, ha seguido la carrera de su padre y hoy está al frente de la CCI.
Hay uno más que ha destacado justo en la materia que más útil pudo haber sido a Néstor. Tomás Cristóbal Cruz es abogado, y se ha desempeñado como agente del Ministerio Público, como Director de Control de Procesos y Subprocurador de Justicia en el norte de la entidad.
En 2016, Edmundo y Tomás, quienes en su tiempo fueron cobijados por el partido en el que ha militado toda la vida su padre (el PRI) se acercaron a Miguel Ángel Yunes Linares y le ofrecieron su capital político. Lo menos que se dijo en el norte de Veracruz fue que los hermanos Cristóbal estaban buscando impunidad, pues había señalamientos concretos en su contra.
La crisis familiar que hoy enfrenta Tomás Cristóbal coincide con la filtración, en redes sociales, de imágenes de alto contenido erótico de una servidora pública de la Fiscalía General del Estado, comisionada en el norte de la entidad (específicamente en Tantoyuc) y que trabajó muy cerca de Tomás en sus tiempos como subprocurador o fiscal regional.
Las imágenes filtradas van acompañadas de una serie de denuncias respecto a presuntas componendas con otros fiscales de la misma región.
Hay, efectivamente, un alto grado de descomposición en el norte de la entidad. El cruel destino de Néstor Cristóbal es reflejo de la impunidad que priva en aquella región.
La colusión entre criminales y servidores públicos –de todos los colores, de todas las fuerzas políticas- es la principal razón de este fenómeno.
* * *
Epílogo.
Lo dijo el propio Ricardo Anaya durante el debate la noche del domingo: No se puede justificar la falta de medicamentos con el pretexto de que no hay dinero, pues para eso sí hay recursos. ¿Lo habrá escuchado Miguel Ángel Yunes Linares? *** La candidata del PRI a la diputación federal por el Distrito IV, Sheila Flores, estuvo muy bien cobijada este fin de semana en su campaña proselitista. Le acompañaron los candidatos a la senaduría, Juan Nicolás Callejas y Maru Pinete; la Secretaria General del PRI estatal, Lilian Zepahua; la Secretaria General de la CNOP, Érika Ayala; la Secretaria General de la CNC, Marcela Aguilera, además de Carlos Aceves, Fabiola Balmori y Marlon Ramírez. Durante este recorrido, Anilú Ingram, aspirante a la diputación federal por la vía de la representación proporcional, fue contundente en su mensaje: “Salimos a dar la cara como lo sabemos a hacer los priistas, casa por casa, hablando de frente, no dándoles la vuelta a los problemas y pidiendo la oportunidad para nuestros candidatos”. *** Otro fin de semana pintado de color sangre: La madrugada del domingo, justo frente a la fiscalía de Minatitlán, fue asesinado Kevin Roberto Berón, cuando acudía a denunciar los ataques de los que había sido víctima. *** En Jáltipan, la tarde del sábado, varios sujetos armados ejecutaron a Humberto Francisco Ortiz, en su domicilio, en la calle 15 de Septiembre, entre Prolongación Juárez y Ramón Corona. *** Mientras tanto, en Cosoleacaque, la tarde del sábado tres sujetos fueron baleados por un grupo armado. *** La lista de eventos de violencia es interminable, pero el gobierno estatal dice que “las cosas van bien”.
[email protected]