¡Chinguemos a Hipólito!

Los Políticos

¡Chinguemos a Hipólito!

Salvador Muñoz

Es seguro que haya escuchado la determinación del alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, que ante la amenaza del Coronavirus, se amplíe el espacio de los cementerios locales… parece un chiste cruel, como el del delegado del gobierno federal en Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, quien al hablar del fortalecimiento de la familia una vez pasada la pandemia, se lanzó la broma diciendo que esto se dará pero en “las familias que sobrevivan”… esto sí fue un chiste cruel… lo de Hipólito va en serio.

Hay quienes ven esta medida, la de ampliar los cementerios, como contradictoria a los planes de prevención y salud contra el coronavirus; quizás la reacción es porque a todas luces, la medida del Ayuntamiento está lejos de ser optimista… práctica, sí; optimista, no.

Cualquier ateniense bien parido en Xalapa y si no, bien acogido por la Capital (somos muchos los adoptados), desea que los proyectos con bienestar común de nuestra autoridad municipal, progresen a favor de todos quienes la habitamos, pero en esta ocasión, creo que todos sin excepción, esperamos que le vaya mal con su propuesta… que fracase… que trabaje en vano… en pocas palabras: ¡que la boca se le haga chicharrón!

Se habla de que en dos semanas aproximadamente entraríamos a la Fase 3, que en buen cristiano significa máxima transmisión, máximo casos por día que podrían colapsar no sólo a miles de ciudadanos, sino al Sistema de Salud mexicano.

Por eso es la Fase 2, la de contención de espacios y de movimiento, reducido al #QuedateEnCasa lo que a muchos, por un lado les es imposible porque tienen que trabajar y la disyuntiva la tienen clara: me muero de Coronavirus, pero no de hambre; pero por el otro lado, está la gente que literalmente le vale madres la epidemia, y el claro ejemplo de ello, fue el bañista que llegó a las playas de Veracruz y al ser entrevistado, dice que el Coronavirus es un invento del gobierno y él sólo cree en Dios… esta persona representa a diversas formas de irresponsabilidad, no sólo para con él, para con su familia, para con su sociedad… para con su país, porque mientras él puede “darse el lujo” de disfrutar las playas, una alcaldesa cuenta lo que fue recibir una llamada telefónica:

“En días pasados, en un video, di mi número de teléfono que desde entonces no ha parado de sonar para dudas, sugerencias y contacto directo conmigo. Esto apenas está empezando y ya mucha gente está sufriendo. Acabo de recibir una llamada que me hizo llorar ante la impotencia de un padre de familia que se quedó sin trabajo y sus hijos le piden de comer. Nosotros estamos preparando ya el apoyo que no será suficiente para mitigar todas las necesidades que van a surgir pero sí será de gran ayuda a las personas vulnerables que realmente lo necesitan.

Por favor, los que puedan, quédense en su casa; y si salen a trabajar, háganlo con todas las medidas… entre menos contagios haya, más rápido terminará esta pesadilla. El ayuntamiento desde hace tres semanas está informando, difundiendo y preparándose para la tercera fase, poder contener en lo que se pueda esta debacle. Pido a la ciudadanía se solidarice y responsabilice para salir adelante juntos”: Viridiana Bretón Feito, desde Ixhuatlán del Café.

Por cierto, con respecto a las playas porteñas, el ayuntamiento de Chiquifer, auxiliado con personal de Tránsito y Protección Civil municipal, bloqueó las entradas a los balnearios públicos.

Otro “por cierto”… a quien le agarró la Emergencia Sanitaria de Puerto a Puerto, fue a Alberto “El Cisne” Silva Ramos… se quedó en Veracruz con su familia con las ganas de irse a Tuxpan, donde el alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha cerró casi-casi la ciudad, por el #coronavírus, aunque allá dicen que más bien era por el Cisne-Virus y es que las apuestas electorales al 21 ponen 2 a 1 a Beto por encima de Pepe Mancha; 3 a 1 sobre Javier Sánchez Balderas, de Morena; ¿Tavo Greer? Pocos son los aventurados que lo ven como competencia… pero, al tiempo… estamos en cuarentena electoral también y debemos enfocarnos a que la Fase 3 no sea tan severa y así, el proyecto de un alcalde fracase.

Luego entonces, tenemos menos de 14 días para aguarle al presidente municipal de Xalapa su ampliación de cementerios, porque si triunfa Hipólito con su prevención, la culpa no será de él, del Coronavirus, del Gobierno, de Ramos Alor… sino de ese irresponsable que se siente “el protegido” o blande la idea de que “de cualquier modo nos vamos a morir…”; ¡chinguemos a Hipólito! ¡Cuidémonos!

 

[email protected]