CODAMEVER

CAMALEÓN

CODAMEVER

La Comisión Nacional de Arbitraje Médico fue creada en 1996 su equivalente en Veracruz, la CODAMEVER, surgió en 1999 desconcentrado de la Secretaría de Salud. Se trata de una de las instituciones más importantes que vertebran el Sector Salud mexicano, pues representa uno de los filtros para atender con eficiencia la demanda de salud de los mexicanos, vigilando que la prestación de servicios se realice con calidad y eficiencia, no solo en hospitales del Sector Público, también en instituciones privadas. “Proteger, promover y restaurar la salud de los habitantes del país…”, figuran entre los objetivos torales de esta institución médica.

Como su nombre lo postula, esta Comisión atiende a usuarios y prestadores de servicios médicos a cuya demanda atiende para dilucidar conflictos originados en el acto médico, es una instancia de conciliación imparcial y de peritaje profesional, sin demérito de la intervención de áreas de carácter jurisdiccional. La autonomía técnica de la CODAMEVER le permite emitir opiniones, acuerdos y laudos con objetividad y profesionalismo respecto de asuntos de singular importancia tanto para el demandante de servicios de salud, como para los prestadores de los mismos.

En realidad, la interconexión entre paciente y personal médico, el crecimiento inmoderado de la demanda de los servicios de salud, una población en continuo crecimiento y con expectativas de vida alargadas, en contraste con el lento avance de la infraestructura y equipamiento hospitalario, genera cada vez en mayor medida situaciones de conflicto. Tal circunstancia originó la necesidad de establecer mecanismos de atención, asesoría, arbitraje, etc., creando así el Organismo Público Descentralizado, la CODAMEVER, en nuestra entidad, para ventilar acciones preventivas o de carácter judicial al amparo de un marco jurídico ad hoc al escenario en el cual se desempeña.

La presencia de un organismo de esta naturaleza lleva inherente una importante consecuencia en el sector de la medicina en México, pues obliga a sus actores a permanecer actualizados, ya en labores propias de su profesión, ya en los efectos concomitantes a la misma y, a la vez, el demandante del servicio tiene un marco de referencia al cual acudir en caso necesario, y ser atendido de manera gratuita. Para atender con mayor precisión y eficacia la demanda de sus servicios, la CODAMEVER

Ya implementado acuerdos y Convenios con diferentes instituciones, particularmente con las defensoras de los Derechos Humanos, con las académicas de grado superior, sin desatender vínculos con las áreas de los diferentes niveles de gobierno a cuya encomienda tienen la atención y bienestar de la familia, como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y el Instituto de Bienestar para la Salud.

Vale expresar que la importancia de cualquier institución se la proporciona la materia que le da vida y sustento, pero ninguna camina por sí sola, sobran ejemplos de casos en los que un órgano de suma importancia padece anemia y sufre inanición si quien ostenta la responsabilidad de impulsarlo carece de vocación, sensibilidad y motivaciones profesionales para sacarlo adelante. En el caso que nos ocupa, la CODAMEVER, a cargo del doctor Víctor Hugo Domínguez Revoredo, ha experimentado un singular avance visto el sustantivo impulso que le ha impreso durante su primer año al frente de este organismo. Sustenta esa visión de perfeccionamiento del este órgano público con un programa de actividades ya iniciado en el año en curso, en  el cual destaca la realización de Foros en materia de prevención y conciliación las inevitables controversias, y no precisamente para darles fin porque son consustanciales a la actividad humana, sino para encausarlas con espíritu conciliatorio y justo equilibrio.

[email protected]

13- f3br3ro-2020