Con la pañalera al hombro / Salvador Muñoz

Los Políticos

Con la pañalera al hombro

Salvador Muñoz

 

A diferencia de Veracruz Puerto, donde Morena tiene en claro quién es su candidata a la presidencia municipal para esta 2021, con Rosa María Hernández Espejo; en Boca del Río, al empresario Ramón Álvarez le podría salir competencia, sea al interior del partido o al exterior, dependiendo si hacen alianza con el Verde o igual, aunque el PVEM vaya solo. El asunto es que en el Verde ven en Andrea Yunes Yunes a su mejor carta para competir por la alcaldía boqueña… aunque no falta en el partido de AMLO como en el del Tucán que ya descarten a la diputada local para entrarle a las elecciones como figura principal… ¿por qué? ¡Por Many!

Many es María Andrea, la pequeña que acaba de darle más luz al matrimonio conformado por Andrea y Carlos Nosti.

Si bien, la doctora Andrea hasta este momento no ha externado ninguna expresión o interés en participar en las próximas elecciones, el descarte que le hacen, si bien se puede tomar con buenas intenciones, no deja de rayar un poco en un acto misógino, machista…

Por cierto, este tipo de “exclusiones maternales” en estos tiempos con un pie en el proceso electoral del 2021, no sólo alcanzan a Andrea, sino también a Indira Rosales, que por su embarazo, hubo ya quienes la dejan fuera de la contienda por la candidatura a la alcaldía del Puerto para poner esta lid entre Mariana Dunyaska, Marijosé Gamboa y Bingen Rementería…

Insisto: descartar a ambas damas aun “con buenas intenciones” que enfocan al cuidado tanto del embarazo de una como el de la atención a Many de la otra, me sigue pareciendo un poco machista… eso sí, la decisión de participar o no, ya lo darán a conocer en su momento cada una de ellas, aunque ambas condiciones en que se encuentran, tanto la Senadora como la Diputada, hacen recordar a otra política que ya hace casi tres años, llegó con su bebé para registrarse como candidata a diputada local… No faltaron los comentarios agrios, despectivos, tanto de hombres y mujeres, en contra de esta madre que decidió competir en esas elecciones con bebé de pecho.

Durante la campaña no varió mucho… cuando el recorrido era cerca de casa, la pequeña Mila iba en el fular, rebozo o aguayo, ya al frente o ya en la espalda, dependiendo del reclamo de la pequeña; al hombro, la pañalera cargada con los aditamentos propios de las necesidades de una bebé… si el recorrido era más largo, la nena se quedaba en casa, pero ahí iba la mochila con otro equipo especial: el extractor de leche materna. Las mujeres que han amamantado han de entender a la perfección la sensación en sus pechos y la urgente necesidad de utilizar los extractores.

¡Vamos! en pocas palabras, ni un embarazo ni la maternidad pueden ser vistos como impedimento para que una mujer participe, si ella quiere, en uno de los ejercicios democráticos que gozan los mexicanos: el derecho a ser elegido… o elegida, y eso lo llevó a su máxima expresión Ivonne Trujillo Ortiz.

Ivonne enfrentó la violencia de género en todo su esplendor… por ser mujer, por ser joven y ¡hasta por ser madre!

Luego entonces, si Indira y Andrea tienen aspiraciones para contender, y así haya comentarios que las descarten, “de buena leche” o encajados en una cultura machista no entendida, esta pequeña anécdota de Ivonne Trujillo Ortiz puede ser un aliciente, no sólo para ellas, sino para cualquier otra mujer que luche por sus sueños: ni el embarazo ni la maternidad son impedimentos para ello… al contrario, si se trata de buscar cambiar al mundo, hacerlo un lugar mejor para las futuras generaciones, qué mejor que teniendo como inspiración un golpecito en el vientre, o en el fular, el llanto de una pequeña a medio discurso, reclamando que le den pecho… de esto, es posible que no faltando mucho, la misma diputada Ivonne Trujillo nos cuente y también platique a Indira o Andrea lo que es una campaña “Con la pañalera al hombro”…

 

[email protected]