Ah vaya, ahora se entiende…

Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

No fueron una ni dos, sino cinco las ocasiones que el Senado de la República rechazó la propuesta de Andrés Manuel López Obrador para que el químico José Ángel Carrizales López, ocupara un puesto en el sector energético; primero como integrante de la Comisión Reguladora de Energía y luego como miembro del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

Cinco veces.

¿Y por qué lo rechazaron? Porque no tiene ni idea de lo que son esos cargos.

Pero López Obrador, consciente de que vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, lo acaba de nombrar titular de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), donde tampoco la va a hacer, porque carece de capacidad para revisar las operaciones, seguridad, instalaciones y al personal de toda la industria de hidrocarburos, que es la función sustantiva del titular de ASEA.

Si carece de conocimientos ¿por qué se le nombró? Porque es honesto… según el presidente.

“Para irnos entendiendo mejor –dijo en su mañanera de este jueves- hay quienes tienen mucha experiencia, están graduados en universidades del extranjero, tienen hasta doctorados, pero son deshonestos. Y a nosotros lo que más nos importa es la honestidad”.

Y fue más allá al manifestar que en términos cuantitativos le interesa que haya servidores públicos con 90 por ciento de honestidad y sólo un 10 por ciento de experiencia.

Si a esas vamos Carrizales López es un tipo deshonesto. Si tuviera cinco gramos de honestidad se negaría a aceptar el nombramiento porque no tiene los conocimientos para ocupar semejante responsabilidad. Pero le valió gorro y comenzará a cobrar su sueldo como titular de ASEA a partir de la próxima quincena.

En ese tenor fue el nombramiento del ingeniero agrónomo Octavio Romero Oropeza como director de Pemex. Un tipo que literal, está de florero en su oficina porque entiende del petróleo y sus problemas lo que este tu servidor lector, entiende de física cuántica. Pero es honesto.

Lo mismo se puede decir del Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, que tiene al país sumido en la más profunda crisis de violencia de la que se tenga memoria con casi 30 mil asesinatos este año y es uno de los responsables de Culiacanazo. Pero es un hombre honesto.

Veracruz está parado por falta de inversión, el crecimiento económico es de menos 1.02 por ciento, la delincuencia y la violencia siguen desatadas, nueve de cada diez veracruzanos dicen que el lugar donde viven es inseguro, por ineptitud de unos cuantos millones y millones de pesos del presupuesto federal cayeron en subejercicio y tendrán que ser devueltos a la federación. Pero cómo hay políticos honestos.

Este jueves en Camerino Mendoza, una madre y su hijo fueron plagiados por unos sujetos armados que los bajaron de un taxi. Y una pareja de maestros desaparecieron después de que los detuvo una patrulla. En Xalapa fue levantado un hombre con lujo de violencia y se ignora su paradero. Pero cómo hay honestidad en Veracruz.

La titular de Turismo Xóchitl Arbesú, dijo que el sector turismo (uno de los más jodidos de la entidad) “detonó” la generación de 267 mil 44 empleos y que Veracruz recibió este año más de 2 millones de turistas que dejaron una derrama económica superior a los 6 mil millones de pesos. Es decir, la funcionaria mintió; pero es una mujer honesta.

En la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas despacha Brenda Cerón Chagoya, una joven que es experta en eventos sociales y una nulidad en el cargo que ocupa. Pero es honesta.

Al ver estos ejemplos yo te pregunto lector, ¿si tuvieras que operarte del corazón a quién elegirías, a un médico honesto o a uno con experiencia?

La honestidad es una gran virtud que deberíamos cultivar todos los mexicanos, pero no basta para ser funcionario público. Aunque esto le importa un pito al padre de la 4T que tiene en la mayoría de las dependencias federales y estatales a puros ineptos, pero que son desde su perspectiva muy honestos.

Ah vaya, ahora se entiende porqué nos está yendo tan de la patada.

Breve charla con Arianna

Por años la secretaría general del PRI en Veracruz fue un premio de consolación para las mujeres por aquello de la equidad de género. Alguna vez llegué a escuchar a un líder del tricolor decir: “Mi compañera de fórmula tiene como tareas principales tejer y ver televisión; con eso me ayuda bastante”.

A ese grado llegaba el ninguneo.

Esto no sucede con Arianna Ángeles Aguirre cuyo activismo es más que palpable pues –según me dijo- jamás aceptaría ser figura decorativa.

Por principio de cuentas es difícil encontrarla en su oficina. Cuando no anda en el norte de la entidad anda en el sur reuniéndose con la militancia, con los seccionales; hablando, escuchando y reagrupando a las mujeres de su partido. “He escuchado sus inquietudes, sus preocupaciones y sus esperanzas, pero también su enojo y frustración por los años que han sido tratadas como militantes de segunda”.

Para la ex alcaldesa de Tlalnehuayocan y maestra normalista la labor no ha sido fácil, pero con el paso de los meses se ha convertido en una excelente aliada del líder estatal Marlon Ramírez. “A veces nos repartimos el trabajo; mientras Marlon visita un municipio yo ando en otro en reuniones, en juntas, en pláticas no sólo con las mujeres sino con todoaquel que aporte ideas, propuestas y soluciones a los problemas”.

Entre los planes del PRI está convencer a sus militantes que en las próximas elecciones el partido postulará candidatos que escojan las bases y no la cúpula como ha sido la costumbre.

“Tarea titánica” le comento. “Sí, tarea titánica pero que está rindiendo frutos”, me responde. “Sobre todo si tomamos en cuenta que el partido está en la lona” agrego. Pero AriannaÁngeles me contesta al botepronto, “El PRI se va a levantar, te lo aseguro, se va a levantar; no tengo la menor duda”.

[email protected]