Sin cantar victoria / Óscar Pedro Reyes Castelán

A diferencia de los problemas de falta de coordinación de autoridades y desorganización que han provocado protestas en varias alcaldías de Ciudad de México y municipios del Estados de México…

En el estado de Veracruz hasta ahora no se tienen reportes de incidentes que estén presentándose en la vacunación al personal de Salud y adultos mayores desde el lunes de esta semana, cuando comenzó el funcionamiento de módulos de atención en 22 demarcaciones, zonas rurales y suburbanas, principalmente; ayer jueves, el responsable de esta tarea y delegado de programas de Bienestar en la entidad, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, informó que la atención ya llega a 41 municipios veracruzanos, y se estima que para mayo próximo pueda lograr inmunizar a las personas mayores de 60 años, si es que todos aceptan hacerlo, cuyo número alcanza más de un millón y medio, de acuerdo con el último registro del Inegi. Eso será difícil de lograr, no sólo debido a que una parte de ese segmento de la población se rehúsa a aplicarse la vacuna por infundados rumores de que ésta resulta fatal o que provoca enfermedades; también depende de que las farmacéuticas transnacionales, el gobierno ruso y el mecanismo de producción Covax creado por la ONU para el acceso equitativo mundial a la vacuna, cumplan y entreguen el suficiente biológico a México, uno de los muchos países afectados por el acaparamiento de Europa, Asia, Medio Oriente y Estados Unidos, y por lo cual existe escasez que ha provocado que hasta el momento sigue sin cumplirse al 100% la aplicación de la segunda dosis, y en algunos ni la primera, para proteger al personal de instituciones públicas y privadas de Salud que forman parte de la “primera línea” de defensa contra el Covid. Lo proyectado es que para mayo termien de ser vacunados los mayores de 60 años y continuar con los de 50 a 60, y así sucesivamente, por edad descendente, además de que también se hará con loa maestros, a fin de reanudar las clases presenciales en el menor tiempo posible. ¿Va sobre rieles la inmunización en el estado de Veracruz? Puede decirse que sin mayores problemas, aunque avance lentamente si se considera que son millones de veracruzanos a los que deberán vacunarse, por lo cual no se puede cantar victoria cuando apenas inicia. Aún tienen que resolverse detalles, por ejemplo, qué hacer con la insistente presencia de personas que intentan ser inyectadas sin ser residentes en el municipio donde se hacen los operativos; por ahora se les ha negado ese beneficio, apegándose al orden que las propias autoridades federales han establecido, aunque esto choca con el principio de que se trata de una vacuna universal, gratuita y voluntaria. En otras naciones, Estados Unidos de Norteamérica, por ejemplo, se otorga a los ciudadanos, residentes, indocumentados y hasta a personas que viajan de otros países para quedar inmunizados. Cuestiones que, sin embargo, no desmerecen el trabajo que que viene desempeñando el personal de Salud, federal y estatal, así como elementos del Ejército, de la Marina y de la Secretaría de Seguridad Pública que resguardan los módulos de vacunación, además del apoyo que aportan las autoridades municipales. Bien y debe otorgarse un aplauso por la coordinación que se han mostrado todas las instituciones, un mérito de todo un equipo de trabajo.