“Alguien tenía que sacrificarse por la banda”, dicen en España / Alejandro Aguirre Guerrero

Al respecto…

 

Por Alejandro Aguirre Guerrero.

 

 

Lo he compartido reiteradamente durante los últimos meses para El UNIVERSAL: bajo ninguna circunstancia habrá acción penal contra Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong ni algunos funcionarios más del pasado sexenio. Toda la “batería” se concentrará en Luis Videgaray, ¿las razones?, no ingresó en el “pacto de caballeros” signado en julio del 2018, y además, carece de las simpatías suficientes al interior de la 4T.

 

En el caso de Peña, aunque existieran pruebas para acusarlo de “traición a la patria” y otros presuntos delitos, la instrucción de quien encabeza al Gobierno Federal ha sido clara: “olvidarlo, hacer como que no vive”. En el tema de Osorio el asunto es contundente: no hay prueba alguna para señalarlo, más allá de las menciones mediáticas que pudieran generarse.

 

Mis fuentes tanto en Palacio Nacional, (cercanas a López Obrador), como en España, (de trato frecuente con el expresidente), han coincidido en señalar que, por encima de cualquier hecho, se conservará el “apretón de manos” entre el mexiquense y el tabasqueño cuando este último era candidato ganador. 

 

Me hacen saber que AMLO se vio motivado a aceptar el “pacto” por dos circunstancias clave: su euforia ante la incuestionable victoria, y el agradecimiento a EPN por no buscar perpetrar fraude. “Si hay algo que el Presidente reconoce en Peña es negarse a quitarle la victoria, a pesar de tener la posibilidad de hacerlo, siempre hay formas de efectuar trampa”. 

 

Así surjan más testigos colaboradores de la Fiscalía en los casos de Odebrecht o la Estafa Maestra, (como Robles, Zebadúa o Lozoya), la mira no llegará hasta el hombre que hoy radica en España, el único horizonte es y será Luis Videgaray, existan o no suficientes pruebas en su contra. Es el personaje que se pretendería entregar antes de la elección de junio del 2021.

 

De acuerdo a lo que me confían, el coraje contra Videgaray, (además de los pocos “amigos” en la 4T), radica en algunas burlas que el excanciller efectuó hacia el equipo de AMLO, (a decir de algunos priístas que hoy son fieles a Morena), y que asistieron a reuniones presididas por el integrante del Tecnológico de Massachusetts. 

 

Sin embargo, fuentes en Palacio Nacional me comparten que ante la necesidad de “entregar a alguien fuerte”, (y al observar que era imposible incluir a Videgaray en el “pacto” con AMLO por las razones mencionadas), EPN aceptó dejar de interceder por quien fuera su canciller y titular de Hacienda. “Alguien tenía que sacrificarse por la banda”, me afirmaron amigos de Peña en España, y a menos que ocurra algo “de otro planeta”, el elegido se encuentra radicado en Boston.

 

¿Y no temen que si Videgaray cae se traiga a EPN cuando declare?, pregunté. 

 

“No pasará, el pacto se respeta, quizá alcance a involucrar a algunos subsecretarios, pero hasta ahí, y punto”. 

 

Los veo muy seguros, veremos qué ocurre. 

 

 

[email protected]

 

Twitter: @aaguirre_g

 

www.alejandroaguirre.com.mx