Se tambalea la candidatura de Pepe Mancha para Tuxpan

Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

Durante la renovación del Consejo Estatal del PAN en Veracruz el sábado anterior sucedieron dos cosas. Una, el líder de ese partido Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, asumió (ahora sí) el control del blanquiazul. Y dos, al tuxpeño José de Jesús Mancha le fue como en feria ya que lo acusaron hasta de misógino.

Y es que al calor de las palabras le dijo a la consejera Zuleyma González Hernández, “Muchachita, a ti ni te conozco”, lo que le granjeo gritos y abucheos al grado que tuvo que corregir la plana con un: “Discúlpame, no conozco tu nombre”.

De ahí se agarró la consejera y varios panistas para pedir que se certificara en el acta constitutiva la misoginia y violencia política de Mancha, contra quien Zuleyma dijo que procederá legalmente.

El tuxpeño debió sentirse huérfano sin el apoyo de antaño y no sé, pero quizá la realidad le pegó de frente al darse cuenta que su tiempo como mandamás del PAN ya pasó.

La erradicación del yunismo de los órganos del PAN se llevó a cabo de manera casi quirúrgica, gracias a la labor conjunta del líder estatal Joaquín Guzmán junto con Víctor Serralde y Enrique Cambranis.

Ahora, la Comisión de Orden está integrada por Ramón Téllez Juárez, Zuleyma González Hernández y Agustín del Ángel. La de Vigilancia la conforman Nora Jessica Lagunes, Yirardo Delfín Guzmán, Grisel Trujillo, Rafael López Hernandez y Alicia Zapata. Y la Comisión de Doctrina quedó conformada por Agustín Andrade Murga, Navis Cruz Guzmán y Orquídea Soto Pontón. Ningún yunista.

Pero la bronca que se desató por el probable comentario misógino de Pepe, quizá sea la excusa para que lo chispen como aspirante del PAN a la alcaldía de Tuxpan.

Como bien sabes lector, el candidato de Miguel Ángel Yuneses precisamente Pepe Mancha, pero el candidato de Joaquín Guzmán es el empresario Everardo Gustin que como valor agregado llevaría el apoyo del PRI.

Al PAN no le caería nada mal repetir una victoria en el tercer puerto de altura que tiene Veracruz y al PRI le urge volver al triunfo en la tierra de Jesús Reyes Heróles (su ideólogo más prominente), aunque tenga que ir en alianza con el PAN. Y esta alianza se podría conformar con Everardo Gustin como abanderado de ambos partidos.

Pepe Mancha iría sólo (o acaso con un partido pequeño) y aparte tendría que cargar con el lastre de su primo hermano Antonio Aguilar Mancha, que como alcalde de ese puerto ha dejado mucho que desear y probablemente enfrente en el futuro acusaciones penales por desvío de recursos y corrupción.

Habrá que estar pendientes de lo que pase en Tuxpan.

Exsome Zapata, el gran aliado de Mario Delgado

A la hora de hacer el corte de caja resultó que 14 de los 25 diputados federales veracruzanos que tiene Morena en el Congreso de la Unión, apoyaron la candidatura de Mario Delgado Carrillo para la dirigencia nacional de ese partido.

De los que se la jugaron con su coordinador parlamentario destacan Rafael Hernández Villalpando, Juan Martínez Flores, Paola Tenorio Adame, Valentín Reyes Casas, Claudia Tello Espinoza y Juan Humberto Pérez Bernabé entre otros. Lo curioso es que ahora todos ellos presumen de su amistad con el ganador.

Y en este punto es bueno aclarar que conocidos sí, compañeros también, pero amigos quién sabe. El verdadero amigo que tiene Mario en Veracruz es el diputado federal por el IV Distrito, Ricardo Exsome Zapata.

Alguien cercano a Exsome me contó que el también empresario constructor no se dejó embaucar por “el canto de las sirenas” y apostó todas sus canicas por su amigo Mario Delgado que a la postre resultó triunfador.

Debido a lo anterior habría sido ungido de facto como interlocutor de Delgado Carrillo para los temas político-electorales en el estado de Veracruz con miras a las elecciones del 2021.

Es tanta la presencia del legislador veracruzano en el Distrito IV y tan buena su disposición por ayudar a su partido, que la nueva dirigencia nacional de Morena enfoca sus baterías con el fin triunfar en los municipios de Veracruz y Boca del Río, lo que sería un campanazo incluso a nivel nacional, ya que ambas ciudades han sido por años bastiones históricos del panismo.

De ahí el interés de Mario por su amigo Ricardo Exsome.

Por todo lo anterior, que no te extrañe lector si a la hora de seleccionar a los abanderados para las 212 alcaldías, las encuestas de Morena señalan a Ricardo Exsome como el candidato idóneo a la presidencia municipal de Veracruz.

Exsome Zapata es uno de los activos más valiosos con los que cuenta Morena en la entidad y sería un candidato con reales posibilidades de triunfo.

[email protected]