Vergüenza, calificación para los gobernadores

La encuesta nacional realizada por la empresa Arias Consultores al mes de julio, acaba de medir el nivel de aprobación ciudadana sobre la actuación de sus gobiernos en los estados…

Y lo que esto refleja en la calidad de vida de los habitantes, cuyo resultado fue de malo para la mayoría de los mandatarios y pésimo para otros gobernadores del país. Siete de ellos (Hidalgo, Yucatán, Tamaulipas, Zacatecas, Quintana Roo, Sinaloa y Querétaro) solamente alcanzaron arriba del 50% de aceptación; otros nueve (Baja California Norte, Nuevo León, Tabasco, Baja California Sur, San Luis Potosí, Nayarit y Sonora) ni siquiera llegaron a un 50% de conformidad; ocho más (Jalisco, Guerrero, Coahuila, Tlaxcala, Chihuahua, Michoacán, Aguascalientes y Colima), apenas lograron entre un 30 y 40% de opinión favorable; tres (Ciudad de México, Morelos y Oaxaca) no rebasaron el 30% de calificación, y seis (Campeche, Guanajuato, Estado de México, Chiapas, Veracruz y Puebla) de plano fueron borrados por la peor calificación alcanzada, con registros de menos de 20 y hasta 6% de consentimiento público, caso del gobierno poblano y un vergonzoso 14.3% del mandatario veracruzano, por lo cual se colocan en el último y penúltimo lugar de todos los calificados.

Debe señalarse que el ingeniero Cuitláhuac García Jiménez está acostumbrado a esas malas calificaciones y no deben preocuparlo; sabe que aunque no tiene la aprobación ciudadana, sí la tiene de su jefe político, el presidente de la República que lo ha elogiado en infinidad de ocasiones, y para García eso es lo importante; vaya, los votantes lo eligieron por un periodo de seis años que seguramente los cumplirá aunque en todo ese largo tramo lo acompañen las opiniones desfavorables de todos los sectores de la sociedad. ¿Qué calificaron los veracruzanos?

Básicamente las acciones de gobierno veracruzano en lo que va de la emergencia que se vive por la pandemia del Covid-19, los apoyos económicos y alimenticios otorgados a los sectores vulnerables, financiamiento a empresarios afectados por la contingencia, medidas preventivas, de comunicación, restricción y orden frente al control de contagios y muertes por coronavirus, seguridad, reactivación económica, social y de empleos, todas las cuales, según el resultado de este trabajo de investigación, han sido insuficientes o ineficientes.

Sólo en dos rubros hubo una mejor respuesta: comunicación, debido a que el gobierno informa diariamente de la situación que presenta el estado en casos, muertes y, eventualmente, disponibilidad hospitalaria para atender a los pacientes, y en reactivación económica, entendiéndose que califican los apoyos emergentes de créditos a la palabra y tandas del Bienestar, aunque éstos no son propiamente programas del estado, sino del gobierno de la República, otorgados a microempresas, negocios familiares, taxistas, meseros, camaristas, tianguistas, amas de casa y pescadores, entre otros.

[email protected]