Un predecible futuro para Veracruz

Esta premisa es ateniéndose al mal y confuso manejo de las autoridades sobre la pandemia del coronavirus y la peligrosa apertura a la ‘nueva normalización’ en el periodo de mayor nivel de contagios, bajo el propio riesgo de la población. Esta decisión se hace a ciegas por la negativa oficial de realizar pruebas, como lo han hecho en Corea del Sur y China para detectar los casos positivos, tener control sobre la enfermedad y evitar una mayor propagación y, muy especialmente en nuestro caso, por la escasa capacidad en los hospitales públicos para la adecuada atención de los infectados. Aunque prácticamente todo el país se encuentra en rojo total de peligro, decir que el Covid-19 está bajo control es un error grave que puede costar muy caro en pérdida de vidas humanas.

De por sí millones de ciudadanos no entienden que deben ser precavidos, que el riesgo de contagio y muerte es real, y decirles que el problema no es tanto y que ya pueden salir, puede generar no solamente que se eleven los contagios y decesos, sino que se convierta en un problema sin solución. Por ahora, aunque deficiente, el sistema de salud ha soportado la carga, con todo y tener una de las mayores tasas de letalidad en el mundo, en declaraciones oficiales no ha colapsado, aunque se tienen testimonios de pacientes que no han encontrado atención en la capital del estado cuando se presentaron a solicitar servicio en los hospitales públicos y ni siquiera en los hospitales privados. ¿Qué puede pasar? Que aumenten los infectados y las muertes si no hay un adecuado manejo en la estrategia para rectificar que no hay condiciones para que las personas salgan a la calle y continúen resguardadas, con el fin de salvar sus vidas; o bien, hablar con toda claridad de que lo hagan con responsabilidad, sólo si es necesario para retornar a las actividades laborales que son necesarias, bajo estricta vigilancia para que se respeten las obligaciones del uso de cubrebocas, caretas, gel con alcohol para la limpieza de manos y respetar la distancia entre las personas.

Eso, que es tan simple, no se ha sabido comunicar y es necesario hacerlo hacerlo cuanto antes. Por ejemplo, es adecuado que el gobernador García Jiménez haya comunicado que el retorno a clases en el nivel de educación básica podría ser hasta el 10 de agosto, aunque podría serlo en fecha posterior, y que en los niveles de Educación Media Superior y Superior, la decisión es hacerlo hasta el 21 de septiembre, con el arranque del ciclo 2020-2021. Eso es comunicar con claridad, si se considera que el escenario estatal en esta emergencia sanitaria es de que el riesgo no terminará en el corto plazo.

EL CISNE REGRESA A TUXPAN

Es oficial y lo comunicó el presidente nacional del Partido Verde Ecologista de México, Carlos Puente Salas: Alberto “El Cisne” Silva Ramos, polémico expriista a quien se le involucró sin comprobarse en problemas de corrupción, regresa a la actividad política en las filas del PVEM como delegado especial de este partido en la zona norte de Veracruz. Ese nombramiento tiene mensaje, que el mismo Silva hizo circular en sus redes sociales donde publicó un video en el que dice que “en estos momentos de tanta incertidumbre, lo que sí te puedo asegurar es que Tuxpan va a cambiar y rápido”. Los amarres del exalcalde tuxpeño se expresaron de inmediato a este nombramiento con la felicitación que recibió de Javier Herrera Borunda, quien forma parte del CEN verde, y de Manuel Velasco Coello, exgobernador de Chiapas, muy cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador. Ahí está Silva, para lo que se ofrezca, y lo más cercano es la alcaldía donde ya estuvo y donde hizo mejor papel que sus predecesores.

[email protected]