Javier Duarte podría dejar la cárcel en dos años

Un tribunal federal ratificó la condena de Javier Duarte en 9 años (y una multa de casi 59 mil pesos dictada en el 2018), por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Vale la pena entonces recordar aquella entrevista exclusiva que sostuve con el exgobernador el 6 de julio de 2019 (la primera de un puñado más que concedió después a algunos colegas).

Aquí está parte de ese diálogo: “Me entregué en Guatemala a cambio de que dejaran en paz a mi familia; a mí no me detuvieron, yo decidí entregarme”, me sostuvo el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, vía telefónica desde el sitio donde ahora pasa sus días y noches, el Reclusorio Norte.

“Una vez privado de mi libertad negocié y me ofrecieron quitarme el delito de delincuencia organizada, a cambio de que les diera dinero y aceptara los cargos que fabricaron en mi contra”.

¿Dinero?, ¿y a quién le diste ese dinero? —pregunté al oriundo de la ciudad de Córdoba.

“Ese dinero me lo dio el expresidente Peña Nieto por el cargo de conciencia que tenía, por lo que me había hecho, y se lo entregamos a funcionarios de la PGR, como bien se dice ahora en las noticias”.

¿Y qué ocurrió a cambio de ese dinero que entregaste, Javier? —cuestioné.

“Me quitaron el delito de delincuencia organizada, y me ofrecieron los 9 años de condena, que realmente son cuatro y medio, por ser primo delincuente. Yo había pactado 7 años, pero intervino el (entonces) subprocurador Felipe Muñoz para perjudicarme. Por eso mi condena quedó en 9 años”.

¿Y por qué aceptaste 9 años en vez de los 7 que ya tenías acordados? —me adelanté a cuestionarle.

“Si no los aceptaba, amenazaban con volverme a poner el delito de delincuencia organizada, y por ese son mínimo 20 años inconmutables. De hecho, acepté el procedimiento abreviado, aún así, me quedaban la apelación y amparo en contra de esa sentencia, pero cuando apelamos, Felipe Muñoz se puso furioso, y amenazó en ir por Karime con una orden de detención con fines de extradición, por un delito ridículo que le inventaron a través del testimonio de Antonio Nemi, el cual ya denunció que lo hizo bajo tortura”.

Entonces, ¿crees salir en poco tiempo de prisión, Javier?

“Hace unos días, un juez acaba de determinar que tengo mis derechos para pelear en amparo directo mi procedimiento abreviado. Y a principios de este año, otro juez federal determinó que las pruebas con las que fijaron mi sentencia son ilegales, ya que la PGR las obtuvo sin autorización judicial, por lo tanto, no existen pruebas en mi contra, así que, en efecto, ya voy para afuera”.

Esto me dijo el exgobernador en julio de 2019. Ahora sabemos que los 9 años de su sentencia fueron ratificados, de los cuales ya ha purgado tres. En estricto sentido le restarían 6, sin embargo, sus abogados podrían solicitar (cuando cumpla 4 años y medio en prisión), su liberación por ser “primo delincuente”, y si todo le sale bien con los jueces, Javier Duarte obtendría su libertad en dos años, o quizá un poco más.

Veremos qué ocurre.

[email protected]

Visits: 4