Historias de cuarentena

Los Políticos

Historias de cuarentena

Salvador Muñoz

 

#QuedateEnCasa 1

¿Se acuerdan de las disyuntivas? Mi madre pasa en estos momentos por una fuerte… hablo de una anciana que raya los 90 años… una de sus hermanas falleció ayer en la Ciudad de México. La oigo al otro lado del teléfono y su voz como que se quiere quebrar… desde hace meses venimos platicando de la situación de salud tanto de ella como de sus otras dos hermanas, Clemen y Sara. Me dice que en las últimas conversaciones que tenía con Clemen, hablaban de esa “competencia” entre ellas para ver “quién se iba primero”… Se lo recuerdo y le digo que la necesito fuerte porque la “competencia” continúa… ¡se ríe! Le hubiera gustado acompañar a mi hermana y prima que ayer salieron a la Ciudad de México… pero ella sabe que está en riesgo, sabe que tiene que resguardarse y comprende que el cariño por la tía Clemen salva cualquier “sana distancia” que por el Coronavirus, se tenga que aplicar…

#QuedateEnCasa 2

En el video, un hombre pide al Presidente López Obrador ayuda, porque debido a la cuarentena, a la Fase 2, al Coronavirus, a la Pandemia, no tiene comida, “no me van a dejar salir pa’ nada”, no puede trabajar… le pide mínimo, cinco mil pesitos, “yo la verdad me dedico al robo de casa-habitación y pues ahorita, toda la gente en esta cuarentena va a estar en su casa ¿pues a quién le voy a robar, en qué casa me voy a meter a robar? ¡Si toda la gente va a estar en su casa! Pues ni modo que pase hambre, ¿verdad?”

Parece broma pero es en serio… es seguro que desde que se declaró la Emergencia Sanitaria hayan bajado los índices de robo en casa-habitación por algo tan simple como por el #QuedateEnCasa… aunque ¡aguas! este domingo, al regresar de dejar la despensa de los abuelos, patrullas de la Policía Municipal estaban en la entrada del estacionamiento… atendían el reporte de un vecino que salió por un momento. Es evidente que los “cacomixtles” lo estuvieron cazando y aprovecharon para entrar a su casa y robarle…

Es en el mismo edificio al que entré la noche del 25 de diciembre del 2019, para tratar de rescatar a un gatito que más tarde lo tendría hospedado en casa: Copo. Platico esto por una razón: si yo entré hasta el quinto piso por un gato, cuantimás los “ratones vaqueros”… ¡mis vecinos dejan la puerta abierta de su edificio! Lo más cabrón: Estando la mayoría en casa, nadie se dio cuenta de la intromisión de personas ajenas al inmueble. El #QuedateEnCasa se pasó de excesivo.

#QuedateEnCasa 3

En la carretera a Coatepec, allá por donde por lo regular suceden accidentes, unos malandros ingresaron a uno de los negocios de esos lares. La oportuna presencia de los uniformados dio al traste con las negras intenciones de los malosos. Seguridad Pública es uno de los factores más delicados y a la vez, más criticados en cualquier entidad… a veces la mala actitud de unos elementos pone por los suelos el trabajo del resto. Hoy, por estos días de cuarentena, se habla de héroes anónimos, como doctores, enfermeros, socorristas, los de la Limpia Pública, etcétera, cada quien en su justa dimensión, espacio y lugar… creo que en ese estante igual debería de haber cabida para los uniformados de Seguridad Pública porque en el segundo apartado de esta columna, la cuarentena del caco del chiste, es eso, un chiste… la inseguridad, la delincuencia, los rateros no descansan, pero tampoco los policías…

Veo la imagen del cuerpo inerte de un hombre en el suelo, en una de las entradas de la Plaza Animas, acá en Xalapa… al parecer sufrió paro cardiorrespiratorio pero el temor a la pandemia hacen que todo parezca sospechoso… cerca del cuerpo, un policía vigila el perímetro del fallecido… en los policías difícilmente cabe como en la mayoría de los ciudadanos un #QuedateEnCasa.

 

[email protected]