APUNTES | Más vale tarde que… / Manuel Rosete Chávez

“Temo por mi vida, y hago responsable de lo que me pueda pasar a Rogelio Franco”. Guillermina Alvarado

Cuando los conocimos llegaron a La Pérgola y se acercaron a nuestra mesa, donde estaba el senador Fidel Herrera Beltrán, quien andaba tras la candidatura al gobierno del estado. Tomó la palabra Erick Lagos, y Rogelio Franco, casi sin levantar la cabeza, permaneció escuchando. El “Chilis Willis” le dijo a El Tío que eran recién egresados de la facultad de Derecho, que les gustaba mucho la política y que además eran sus admiradores que esa era la razón por la que fueron a molestarlo. Fidel se emocionó con estos jóvenes pensando que serían dos de cientos o quizá miles que lo estaban esperando para sumarse a la causa del de Nopaltepec y le preguntó: ¿qué necesitan para moverse y sumar jóvenes como ustedes en torno al proyecto?… Señor, no tenemos dinero ni para comer; enseguida, El Tío los mandó con el entonces presidente del CDE del PRI que ahí se encontraba y le pidió que los incluyera en la nómina con un ventilador para sus gastos.

Erick y su amigo, compadre, pareja o sepa qué eran, casi brincan de gusto, casi le besan los pies al Senador, le agradecieron y prometieron ponerse a su disposición en cuanto se arreglara lo del pago en el PRI, asunto que quedó resuelto por la tarde.

Se sabe que Erick y Rogelio Franco habían participado en la campaña de Ignacio Morales Lechuga al gobierno del Estado, cuando participó como candidato de la alianza PT y PVEM, solo que se pelaron una lana de la campaña y fueron corridos en forma vergonzosa del staff del maestro.

Erick Lagos y Rogelio Franco forman parte del anecdotario de la vida política contemporánea de Veracruz. Fidel los usó, a Erick para que fuera su particular, el que tuvo acceso a las cosas más delicadas que se hicieron en esa administración, el que se arreglaba con las cabezas de los cárteles que operaron en Veracruz con la venia del gobernante, y al aparentemente pazguato Rogelio Franco, lo filtró en el PRD consiguiéndole primero una diputación federal plurinominal, luego la dirigencia estatal de ese partido, empresa en la que El Tío Fide invirtió mucho dinero para comprar conciencias de perredistas para que apoyaran a su alfil amarillo Rogelio Franco, y luego lo usó para sus intereses político personales.

El ingreso de Rogelio al staff de campaña del panista Miguel Ángel Yunes Linares fue por dos razones; una, la alianza que hizo el PAN con el PRD para ir en esa contienda juntos, y la segunda, por un acuerdo que tuvieron entre Erick Lagos y Franco para colocar a éste en una buena posición y así impedir que la lumbre le llegara a los aparejos a Erick Lagos y a su jefe Fidel Herrera, lo que Rogelio consiguió de alguna manera porque Miguel Ángel Yunes Linares, en sus dos años de gobierno y durante el tiempo en que se dedicó a perseguir fidelistas y duartistas, nunca incluyó en su lista ni a Erick Lagos ni a Fidel Herrera; a los demás, al resto de la mapachada, Yunes los pasó por la báscula.

Cabe mencionar que es tan fuerte la capacidad de convencimiento de la dupla Lagos-Franco que para que Rogelio pudiera ser Secretario de Gobierno, como no contaba con título de abogado (hizo la carrera pero no la terminó), Yunes Linares obligó a las autoridades universitarias e entregarle el título de quien sería su chalán desde la Secretaría de Gobierno.

Todo esto lo traemos a colación por el escándalo que le acaba de armar la señora Guillermina Alvarado, su exesposa, a Rogelio Franco Castán por la demanda penal que interpondrá para que sea llamado a cuentas y pague por las golpizas que le propinó, cuando estaba “en la plenitud del pinche poder” como flamante (gris u oscuro) Secretario de Gobierno con Miguel Ángel Yunes Linares, tiempo que aprovechó para cometer cualquier cantidad de tropelías que nada tuvieron que ver con el importante encargo que Yunes le asignó porque no lo dejaba hacer nada, y entonces Rogelio se dedicaba a la vida privada llena de excesos y vicios, disfrutando del poder y el dinero.

Rogelio, el abogado del Diablo    

En su currículum, el señor Rogelio Franco aparece como licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana. En 2003 fue Diputado Federal en la LIX Legislatura del Congreso de la Unión por el principio de Representación Proporcional.

Fungió como Presidente del Partido de la Revolución Democrática en Veracruz en dos ocasiones. La primera de 2005 a 2008 y la segunda de 2014 a 2016.

Fue diputado local de 2010 a 2013 por el principio de Representación Proporcional en la LXII Legislatura; Secretario de Gobierno de Veracruz designado por Miguel Ángel Yunes Linares y, actualmente, es tal vez prófugo de la justicia por su destacada labor como golpeador de mujeres, casi, casi feminicida.

Como dijera la ex de Rogelio Franco: el poder se acaba, dura seis, cuatro o dos años pero se acaba, hoy el cacique del perredismo es un vulgar delincuente, no más poder, no más representante popular ni funcionario público.

Lluvia de acusaciones contra acosadores

Una de las consecuencias del movimiento del 8 y 9 de marzo, organizado por mujeres mexicanas en demanda de poner un alto a la impunidad, no más feminicidios ni abusos en su contra, es la lluvia de acusaciones o señalamientos como acosadores que están haciendo jovencitas de escuelas secundarias, preparatorianas, universitarias, integrantes de comunidades religiosas, quienes han perdido el miedo a la denuncia y ahora se desfogan con toda libertad poniendo al descubierto acciones de agravio en su contra de parte de personas enfermas, o simples abusadores.

Los tendederos que se colocan en los patios de las escuelas, donde se cuelgan cartulinas con los nombres de maestros que han abusado o intentado abusar de sus alumnas, traerá como consecuencia que se limpien las escuelas de todos los niveles, de estos personajes nada gratos que mantenían azoradas a sus víctimas por temor a ser señaladas o juzgadas. Nada de eso: después de la marcha del 8 y el paro del 9, el papel de la mujer en México es otro, o las escuchan o se hacen escuchar, así es que acosadores mejor olvídense de continuar con sus fregaderas, su tiempo de impunidad ha terminado.

La economía de México, al voladero

Uno de los pocos periodistas serios, profesionales, que han apoyado desde su campaña a Andrés Manuel López Obrador, como candidato y ahora como presidente de México, es el autor de la columna Astillero, Julio Hernández López, trabajo periodístico que se publica en La Jornada de AMLO.

Don Julio en su Astillero se refiere ayer a los problemas económicos tan serios en los que se encuentra el país y las repercusiones que traerá al gobierno de AMLO.

“El proyecto general del presidente López Obrador está inevitablemente bajo esa amenaza. La reducción del precio mundial de venta del petróleo, la caída de bolsas de valores (a pesar de los repuntes circunstanciales) y mercados en general, y la elevación del valor cambiario del dólar frente al peso, son elementos que obligan a revisiones y replanteamientos que la Secretaría de Hacienda y el Congreso federal ya han incorporado a su agenda inmediata”, dice el periodista y agrega:

“Al panorama general del coronavirus y la contracción económica ha de agregarse que los principales capitalistas del país mantienen una postura de aparente apoyo al obradorismo, aunque en los hechos no realizan inversiones importantes y se mantienen recelosos de la política presidencial. Una de las vertientes de esa resistencia cada vez menos pasiva puede leerse en muchos medios de comunicación que van aumentando su vertiente crítica al gobierno federal e incluso en sesiones diplomáticas adversas a la política federal en materia de energéticos como la que auspició la embajada estadunidense el viernes pasado, según reportó la agencia Reuters”.

O sea, aunque los necios amloistas insistan en que todo va bien, están equivocados, ¡va muy mal!

Reflexión

Es preocupante que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez esté considerado como el más honesto de todos los gobernadores del país. No dudamos que así sea, hay muchos indicadores que lo confirman pero… ¿y los corruptos que forman parte de su gabinete, que están disponiendo de recursos públicos o usando el poder para hacer dinero, dónde lo van a llevar?… No se vale engañar al amigo. Escribanos  [email protected] | [email protected]