Una calificación para Cuitláhuac

Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

Mis dudas sobre las encuestadoras calificadas de serias comenzaron en 2010 cuando Consultora Mitofsky de Roy Campos, dio a conocer una encuesta en la que Fidel Herrera era más popular que Dios en Veracruz y además, aspirante de cuidado a la presidencia de la República en 2012.

Para el último año de su gobierno, la popularidad que llegó a tener Fidel se había ido al diablo. Y como consecuencia,nada tenía que hacer frente a presidenciables como el gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto; el Jefe de Gobierno del DF Marcelo Ebrard; el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador y el panista Ernesto Cordero, sólo por citar a algunos. Sin embargo, en esa lista lo embutió Mitofsky.

A principios de este mes la Consultora volvió a las andadas y colocó al mandatario estatal Cuitláhuac García en el lugar 11 entre los 32 gobernadores que tiene el país.

De seguro el primer sorprendido fue el propio Cuitláhuac, ya que la de Mitofsky ha sido la única encuesta en la que ha salido más o menos bien librado. Los últimos tres meses Arias Consultores lo ha colocado del lugar 30 hacia abajo.

¿Mitofsky está exagerando?

El periodista Alejandro Aguirre no se quedó con las ganas y le preguntó a Roy Campos el motivo del sorprendente ascenso de Cuitláhuac. Roy contestó que las razones por las que está bien rankeado son Morena y el Presidente López Obrador.

Ah chingá chingá; yo tengo mis dudas.

Si lo que dice Roy fuera cierto, Cuitláhuac también aparecería bien rankeado en las encuestas de Arias Consultores y no en el fondo de la tabla.

En las elecciones del 2018 Cuitláhuac arrasó por el efecto Andrés Manuel y ese efecto le duró un par de meses. Pero una vez que los veracruzanos se dieron cuenta de quién era el individuo por el que habían votado, los bonos del mandatario estatal comenzaron a devaluarse y hasta la fecha siguen en picada.

Resulta difícil de creer que un gobernador que pasó los primeros ocho meses de su administración echándole la culpa de todos los males al Fiscal Jorge Winckler; que ha sido incapaz de aceptar su responsabilidad como gobernante y que tiene en su gabinete a personajes deleznables, sea bien aceptado por la ciudadanía.

No puede tener buena imagen alguien que tiene parado a Veracruz por falta de inversiones y empleos. Y en los primeros lugares nacionales en feminicidios, secuestros, VIH, dengue y obesidad infantil.

La aceptación y confianza que le tienen los veracruzanos a Cuitláhuac García es tan raquítica, que si hoy hubiera elecciones y se postulara otra vez a la gubernatura, lo mandarían del otro lado de la barda.

Con esto no estoy insinuando y mucho menos afirmando que Roy Campos se preste a turbios enjuagues o que su encuesta esté cuchareada. Digo que me cuesta trabajo creerle, igual que hasta la fecha me cuesta creer en sus encuestas sobre Fidel.

No puede estar bien situado en una encuesta un gobernador al que le estallaron dos masacres en el lapso de cuatro meses; que no pudo controlar la epidemia del dengue; queniega su escandaloso nepotismo; que no ha explicado a cabalidad la adquisición de unas patrullas con sobreprecio y que tiene sumido a Veracruz en la crisis de violencia más grave de su historia.

Alguien con estos negativos no puede ocupar un lugar aprobatorio en una encuesta de aceptación ciudadana. Por eso pienso que la de Roy Campos estuvo mal ejecutada.

Pero al margen de la mejor de las encuestas, tu opinión siempre será la más importante y acertada, lector. ¿Qué calificación le das al trabajo de Cuitláhuac García a casi un año de su ascenso a la gubernatura?

[email protected]