Perfilando / Las Fiestas de Santiago Tuxtla * Despidos en Catemaco / Por Iván Calderón

Si algo tienen las fiestas patronales en honor al santo Santiago Apóstol en el municipio de Santiago Tuxtla, Veracruz, es esa interminable sensación de celebración que hay desde que llegas a la cabecera municipal, hasta que te vas.

  Sin duda.

  En todos lados el panorama es el mismo, una festividad interminable llena de colores, cultura, música y tradición, coronado con el olor de su gastronomía que se traducen en manjares propios para las galas.

  De esta manera y dígase lo que se diga, especialmente en la edición de esta feria patronal, el rescate de las traiciones fue una constante y quitando los comentarios mal intencionados remanentes por la pasadas elecciones, siendo lanzados principalmente por los llamados “resentidos” o por los que nada les gusta, tanto los espectáculos como la organización fueron acordes a lo esperado, desarrollándose un espectacular festejo a la altura de los Tuxtlecos, consolidándose una vez más como una de las mejores de la entidad.

   Con lo anterior, el presidente municipal Argeniz Vázquez Copete y su cabildo lograron de primera cuenta que se reactivara la economía local, demostrándose de que en esta población existe gobernabilidad y paz; incrementando incluso la afluencia turística no tan solo en esta localidad, sino en toda la región de los Tuxtlas, ya que más de 10 mil visitantes llegaron de manera diaria a disfrutar de esta feria y obviamente recorrieron todas las maravillas de esta región.

  Se tiene que decir, indisputablemente esta feria que concluye con el fin de semana ha sido todo un éxito.

  La neta.

  Con ella, se marca el inicio de múltiples celebraciones y acciones de gobierno enfocadas directamente al pueblo, ya que en esta localidad de raíces sencillas, el elitismo se estaba convirtiendo en un asunto natural, cuando precisamente en festividades como estas, tanto ricos y pobres se divierten por igual.

POR CIERTO, ya que hablamos de la “Suiza Veracruzana”, donde no la están pasando muy bien es en el municipio de Catemaco, ya que luego de una escandalosa derrota panista, lograda gracias a la clara inoperatividad del alcalde Julio Ortega Serrano, este personaje en una ridícula venganza ha ordenado el despido masivo de empleados municipales.

  Ortega es el principal responsable del descalabro de su partido en su municipio, él y nadie más.

  Tristemente el primer edil no supo entregarle buenas cuentas al gobernador en turno y lo peor, ya se encuentra enemistado con todos los sectores poblaciones debido a su falta de resultados, ya que aunque esperaron “un cambio” en Catemaco todo si igual, sin obra, sin empleos y sin desarrollo con un alcalde que muy seguido se pierde en su adoración al Dios Baco.

  Lamentable.

@IvanKalderon

[email protected]

 

www.eldelsur.com