Pasa a la historia el Congreso local con otra imposición panista al designar fiscal anticorrupción

Rene? Del Valle Bosas
Diario de Xalapa

Pasa a la historia el Congreso local con otra imposición panista al designar fiscal anticorrupción

Cuando la actual Legislatura local se instaló hace casi dos años, los diputados criticaron a sus antecesores, a quienes además de calificarlos como duartistas los acusaron de estar a las órdenes del gobernador de entonces.
Dijeron los legisladores de la mayoría panista que ellos iban a actuar como un Congreso independiente.
Pues no bien se habían sentado en sus curules cuando recibieron la consigna de nombrar al fiscal general del estado y así lo hicieron al designar a Jorge Winkler, que si bien cumplía los requisitos legales, adolecía de lo mismo que le criticaron a quien lo antecedió en la Fiscalía, Luis Ángel Bravo.
Ambos son muy cercanos a su gobernador, Bravo Contreras de Javier Duarte y Winkler de Miguel Ángel Yunes. Además de que ni al primero ni al segundo se le vio ni se la visto la intención de hacer valer la autonomía que le otorga la ley a la FGE.
Así han transitado estos dos años los integrantes de la LXIV Legislatura local que pasarán a la historia más por los escándalos y las imposiciones que han protagonizado y por su sometimiento al titular del Poder Ejecutivo, que por cualquier acción positiva.
No se explica de otra manera que ayer hayan decidido nombrar por mayoría simple al fiscal anticorrupción Marcos Even Torres Zamudio, cuando la Constitución Política del Estado ordena que tal designación debe hacerse por mayoría calificada de los diputados que integran el Congreso.
El propio comunicado emitido por la Legislatura lo explica: “En la décima segunda sesión, celebrada este 24 de julio, se puso a consideración del Pleno la terna y tras una primera votación, se registraron 24 votos a favor de Marcos Even Torres Zamudio; dos votos para Andrés Domínguez Fernández y ningún voto para Gustavo Fernando Vasto Pulido. Por lo anterior, ningún aspirante obtuvo la mayoría calificada requerida.
“Por ello y con base en lo establecido en la convocatoria pública antes citada, la Comisión de Procuración de Justicia presentó un nuevo dictamen con los nombres de los dos aspirantes que registraron más votación y que dio como resultado 26 votos para Marcos Even Torres Zamudio y ningún voto para Andrés Domínguez Fernández.
“Al no registrar la mayoría calificada, nuevamente, y de conformidad con la base sexta de la convocatoria, que señala: “Lo no previsto en la presente convocatoria y en el procedimiento de designación del titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, será resuelto por la Comisión Permanente de Procuración de Justicia.
De esta manera, y de conformidad con lo antes señalado, el presidente de la Comisión de Procuración de Justicia, diputado José Luis Enríquez Ambell, tomó el uso de la voz y presentó el dictamen por el cual se determinó designar al ciudadano Marcos Even Torres Zamudio como fiscal especializado en Combate a la Corrupción, toda vez que —señaló— fue el aspirante que registró la mayor votación en las dos anteriores ternas”.
Es decir, los señores legisladores decidieron poner por encima de la Constitución lo que establece una convocatoria, cuando cualquiera que conoce algo de derecho sabe que ninguna ley, reglamento o disposición está por encima del ordenamiento constitucional.
Así siguen haciendo historia los señores diputados del estado de Veracruz.
Los dos consejeros del OPLE a los que se refiere el vocal ejecutivo del INE, Josué Cervantes Martínez, que serán relevados al concluir su periodo de tres años son Julia Hernández García e Iván Tenorio Hernández, quienes fueron designados por el Instituto Nacional Electoral el 3 de septiembre de 2015.
En esa misma fecha llegaron los siete consejeros al OPLE, incluido el presidente, Alejandro Bonilla, pero sólo éste fue designado por siete años.
Tania Vázquez, Eva Barrientos y Juan Manuel Vázquez cubrirán un periodo de seis años.
En cambio Julio e Iván deberán entregar oficinas en septiembre, pues están por cumplir sus tres años. Con ellos llegó también Jorge Alberto Hernández, a quien también nombraron por tres años, pero en febrero de este año fue destituido luego de que lo acusaron de nepotismo.
En lugar de Jorge Alberto llegó Roberto López Pérez, quien al parecer fue designado por tres años y no para cumplir el periodo que dejó trunco su antecesor.
Opine, comente e informe a los correos electrónicos [email protected] y [email protected]. Y en [email protected] También puede leernos en la web site www.diariodexalapa.com.mx.