Tienen rabia

Manuel Rosete Chávez
Apuntes

Tienen rabia

“Mejor que se regrese a la política
Fidel Kuri y deje en paz a los Tiburones”
Hinchas

Tienen rabia
La ligereza con la que calificó el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a todos los periodistas críticos, quienes “critican porque quieren convenios (dinero) y no se los vamos a dar”, cundió entre los asnos que le acompañaron en este año y meses que llevan como funcionarios públicos.
A lo largo de nuestra carrera periodística (48 años de actividad ininterrumpida), jamás hemos condicionado a nadie para hablar bien de él a cambio de dinero, o criticarlo por no haber aceptado una petición… Tenemos bien tatuado el compromiso social de servir a quienes nos leen desde que decidimos estudiar la carrera y ejercer el periodismo.
En estos muchos años de actividad hemos contado con maestros, ejemplo de objetividad, honestidad, y profesionalismo. Hoy los volvemos a citar a riesgo de que, por la edad, se nos quede en el tintero alguien: Alfonso Valencia Ríos, José Pablo Robles Martínez, Bartolomé Padilla, Gregorio Navarrete Cruz, Rafael Zúñiga Martínez, Carlos Franco, José Miranda Virgen, y como fuentes de inspiración para tratar de ser como ellos en el terreno profesional, Froylán Flores Cancela, Ángel Leodegario Gutiérrez Castellanos y el maestro de maestros Miguel López Azuara.
De todos ellos, lo que más abrevé fue su honestidad y profesionalismo.
Esto lo sacamos a relucir ahora que los perros tienen rabia. Primero fueron citatorios de la Sefiplan por no pagar nuestros impuestos; asunto que esperemos haya quedado resuelto con los comprobantes que presentamos en los cuales se asienta que lo que fue un semanario impreso cerró sus puertas, por quiebra, y que por lo tanto no tenemos un peso de ingreso; luego vinieron los citatorios, casi judiciales, de la dirección Jurídica del OPLE, como quince en total, mediante los cuales nos amenazan con proceder aplicando multas por miles de días de salario mínimo y, para hacerlas efectivas, usar la fuerza pública, por razones que desconocemos porque entendemos que en el ejercicio de nuestra libertad de expresión, consagrada en la Constitución, hemos cumplido incluso con las reglas electorales, sin embargo, ahí las tenemos sobre nuestra cabeza en espera de que se venzan los plazos para hacerlas efectivas, y ayer una andanada de calumnias que solo pueden venir de un lugar, de ese donde nos tienen especial desprecio porque no admiten la crítica, porque son intolerantes, porque la derrota los ha traumado y porque nos demostraron que para gobernar no sirven; ellos saben saquear, robar, reprimir, sembrar evidencias para chingar, usar al estado para coaccionarlo y, en fin, hacer todo lo contrario a administrar adecuadamente los recursos públicos para beneficio de quienes los aportamos en impuestos y saber mantener la paz y la tranquilidad social…. Son intolerantes por naturaleza.
Perdón que haya usado este importantísimo espacio para hablar de mí, o de mi trayectoria, pero sí es necesario que se sepa que estamos siendo objeto de un ataque oficial por varios frentes, pagando el costo. Y a quienes en la comodidad del anonimato nos han tratado de calumniar les mandamos recordatorios maternales y el reto para que presenten uno, un solo caso, de un político o actor político al que hayamos intentado extorsionar. ¡La rabia no se quita calumniando!
Viene despido masivo en la Fiscalía
De unos días a la fecha, en la Fiscalía General del Estado se ha venido manejado internamente, por cuenta del Visitador Marcos Even Torres, un despido masivo de empleados y fiscales por la simple razón de que perdieron las elecciones. Son increíbles los criterios que tienen para despedir, a saber: 1.- A todo aquel que haya apoyado a Cuitláhuac o AMLO en las pasadas elecciones. 2.- A todo aquel que por su trabajo conozca datos que le puedan fincar responsabilidad a Marcos Even Torres y 3.- A todo aquel que pueda estar listo para apoyar a Cuitláhuac.
Nos comentan empleados de la Fiscalía que, en pocas palabras, se quieren desquitar con un berrinche por la derrota ya que si no pudieron dejar a su Fiscal Anticorrupción y 12 Magistrados, ahora lo que quieren es que el nuevo gobernador no tenga fiscales, peritos, administrativos y policías que puedan trabajar bien. Esto porque saben que a todos los del grupo de Marcos Even que se les pueden fincar responsabilidad.
Este despido masivo lo están planeando para el regreso de vacaciones.
Arias Lovillo, el Hectorista
Al maestro Raúl Arias Lovillo lo conocimos desde los tiempos del rector Roberto Bravo Garzón; es un académico coatepecano serio, responsable y de convicciones ideológicas de izquierda firmes. A menudo lo encontrábamos tomando café y charlando con otro maestro de su generación con quien seguramente compartía ideología, con el doctor Ricardo Corso. Y por su postura crítica hacia las imposiciones de la rectoría en los consejos universitarios, siempre pensamos que algún día Raúl o Ricardo llegarían al cargo máximo dentro de nuestra Alma Mater y así fue, Raúl Arias Lovillo lo consiguió cubriendo el periodo que dejó el doctor Víctor Arredondo Álvarez, quien confió en el coatepecano la conducción de la UV a la que él había logrado dar un giro en la modernización de instalaciones y modelo educativo; de hecho, nosotros pensamos que hay dos buenos tiempos en la Universidad Veracruzana, el de Roberto Bravo Garzón y el de Víctor Arredondo, ambos la hicieron crecer y le dieron una importante presencia a nivel nacional.
Solo que a Raúl Arias Lovillo le entró la ambición, hizo todo lo posible por congraciarse con el gobernador Fidel Herrera Beltrán, a quien le regaló un título de maestría sin haberla cursado y fue electo rector; posteriormente repitió el numerito con Javier Duarte a quien no le reclamó, nunca, los adeudos a la UV, permitió que se los robara el gordo y dejó una millonaria deuda a la doctora Sara Ladrón de Guevara.
Arias Lovillo terminó siendo lo que siempre criticó: el más priista de los priistas. En la pelea por la candidatura del PRI al gobierno, cuando José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa se enfrentaron para ir por la gubernatura de dos años, Raúl Arias Lovillo levantó la voz para opinar que el mejor era Héctor Yunes Landa, quien seguramente lo haría Secretario de Educación. Como todos sabemos, le salió el tiro por la culata, Héctor perdió y ahora que la izquierda llega al poder con Cuitláhuac García, Arias Lovillo debe lamentar haber cambiado de chaqueta, la de activista de izquierda, que echó al cesto de la basura desde que buscó la primera elección como rector, para lo que tuvo que asociarse con Fidel Herrera al lado de quien portó con mucho orgullo la chaqueta de fidelista y luego la de duartista. Triste fin de un farsante.
REFLEXIÓN
Se les cayó: Morena, PRI y Juntos por Veracruz rechazaron la terna para nombrar nuevo Fiscal Anticorrupción. Tan, tan…
Escríbanos a [email protected] [email protected] www.formato7.com/columnistas