Mario Lozano Carbonell / NO DA UNA / En Xalapa, el presidente municipal no da una.

Mario Lozano Carbonell

NO DA UNA

En Xalapa, el presidente municipal no da una.

Va generando descontento y sembrando desilusión en una ciudad que votó por Hipólito Rodríguez, con la esperanza de un gobierno transparente, tolerante, inclusivo.
Nada de eso se ha dado, todo lo contrario.
Hipólito acumula reclamos, un día de ambulantes, otro de organizaciones, más recientemente de empleados que reclaman pagos y prestaciones atrasadas.
El tesorero foráneo, ese que se  decía era muy chingón, resultó poco eficiente y ha causado severos enojos al interior del ayuntamiento.
Primero con el presupuesto, reclamado por el cabildo y que lo resolvieran achacándole la culpa a un empleado que dijeron, se equivocó de propuesta .
Después, se le olvidó pagar la energía eléctrica, dejando al palacio municipal de la capital del estado en penumbras.
Y ahora que empleados reclaman pagos , primero dice que se han retrasado por qué hay una falla en el sistema y después Hipólito asegura que no se debe nada.
Es un verdadero caos. Están más ocupados en encontrar pretextos que en gobernar. Y los días pasan y los votantes se acuerdan. Flaco favor le hace a sus candidatos de morena a presidente y gobernador.
Como cereza del pastel, ahora determinaron no dejar pasar a ciudadanos al segundo y tercer pisos, con guardias de por medio, a menos que tenga trámite que hacer, proporcione sus generales e indique a donde y con quien va y claro, para que.
La intolerancia  total.
Poco tiempo para mostrar el verdadero rostro de quien gobierna.
Está a tiempo de corregir. Lo debe hacer por el bien de los xalapeños y si le preocupa, por su propio partido, a menos que le guste verlo perder el primero de Julio.
Comentarios a [email protected]