Mario Lozano Carbonell / Allá en el Altiplano también hace aire

La batalla por la candidatura a la Presidencia de la República por el PRI se ha recrudecido a unos cuantos días de que se anuncie la decisión quien manda en ese partido y que no es otro que el presidente Enrique Peña Nieto.
Los trancazos están a la orden del día, allá se dan también con todo, pero en otro nivel.
El pasado fin de semana el periódico Reforma publicó una nota en la que se consignan presuntos malos manejos en Hidalgo, queriendo involucrar a quien fuera gobernador y ahora secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y algunos y algunas de sus más cercanos que ahora colaboran también en el gobierno federal.
Hace un par de días en lo que pareció una respuesta a esa nota, los periódicos El Universal y El Financiero publicaron encuestas, de autores diferentes, en las que se posiciona a Osorio Chong como el puntero de los candidatos del PRI.
Y como para no dejar dudas, ayer el Secretario de Relaciones Exteriores y hombre de mayor confianza e influencia del presidente, Luis Videgaray Caso, se deshizo en elogios a José Antonio Meade, comentarios que en la mayoría de los opinadores se ha interpretado como destape, como una clara señal para quienes aún suspiran y aún se mueven por todos lados.
Fue como la edición Peñista de aquella frase “no se hagan bolas, es Colosio” que pronunciara en su momento Carlos Salinas de Gortari.
Por cierto, Salinas ayer presentó otro libro de su autoría, ahora con el tema del tratado de libre comercio, en el que advierte que de terminar el acuerdo trilateral, México sería el que pierda más, aserto que va en contrario a lo dicho por los funcionarios Federales encargados de la negociación.
¿Coincidencia? Por supuesto que no, también lleva su mensaje sucesorio.
En la aldea
Acá en la aldea, Carolina Gudiño presentó un libro también. No se ría, también tiene derecho. Su libelo pretende ser una idea de lo que haría por Veracruz si fuera candidata.
¿Candidata a qué?
¿Estaba de acuerdo el tío Fide?
Porque algunos chismosos sostienen que está furioso en contra de su protegida política, por haber invitado a Pepe Yunes a su fiesta de cumpleaños y porque supuestamente anda buscando una candidatura roja, cuando se supone que debería ser verde.
¿Será verdad? Y usted, ¿votaría por Carolina?
Hasta mañana. Bendiciones
Comentarios a [email protected]