Karime y Javier

“Nuestro desafío es la transformación de Veracruz a través de los valores y principios fundamentales, porque si no lo logramos, se corre el riesgo de perder el rumbo del progreso”.

Fueron las palabras de Karime Macías Tubilla aquel domingo 5 de diciembre de 2010, fecha en que Javier Duarte de Ochoa le tomaba protesta como Presidenta Estatal del DIF en el Centro de Convenciones de Coatzacoalcos.

Bien dicen que las palabras se las lleva el viento, pues ese desafío nunca se logró y fue precisamente por la falta de valores y principios de  Karime y Javier que tenemos un estado sumido en la pobreza, la corrupción y la inseguridad.

Esa pareja que nunca convenció a los veracruzanos y que siempre estuvo rodeada de chismes de pasillo, de supuestas infidelidades y hasta de manifestaciones de control del poder político, parece que ahora sí llegará a su fin, o al menos así se soltó el rumor el pasado jueves, de que Karime Macías había iniciado los trámites para divorciarse de Javier Duarte.

¿Por qué quiere divorciarse? ¿Acaso ya no le ve futuro a Javier?

Siendo sinceros, los rumores y la percepción ciudadana siempre apuntaron a que no eran la pareja feliz y perfecta, más bien su relación parecía algo así como un común acuerdo…un común acuerdo de intereses ¡por supuesto!

Esos intereses se los llevó en su mayoría la familia Macías Tubilla, pues aparte de que casi todos cobraban en la nómina estatal, tenían gran participación en las decisiones financieras del Estado. Recordemos al primo Jorge Ramírez Tubilla, quien fungía como subsecretario de Ingresos y junto con él, Lucía Letayf Barroso, la de la caja chica de la Sefiplan, la prima que hasta guardaba los cheques de los trabajadores en su propia casa.

Pero ¿Por qué divorciarse ahorita? La respuesta lógica sería para proteger el patrimonio de sus hijos; la respuesta ilógica sería para deshacerse por fin de Javier Duarte.

¿Sería capaz de traicionar Karime a Javier? No lo creo.

Recordemos que hay parejas que las une el amor, pero hay otras que las une la ambición…

¿O a poco cree que Karime estuvo 6 meses en fuga  junto a Javier porque lo amaba locamente?

No, ella es más inteligente y hasta considerada el cerebro. Recordemos que no hay imputación contra ella, y eso que estuvo presente cuando autoridades federales detuvieron a Duarte de Ochoa en Guatemala. Hasta ahorita ¡ha salido bien librada!

Pero déjeme comentarle que Karime no es la única “soltera” de la familia. Cuando salieron del país, Karime y sus tres hijos eran acompañados por su hermana Mónica y su esposo José Armando Rodríguez Ayache, así como de su madre María Virginia Tubilla.

Pero… ¿dónde está su padre Jesús Antonio Macías Yazegey?

Tony Macías, como es ampliamente conocido, se quedó en su casa de Coatzacoalcos.

Cuentan por allí que anda muy tranquilo, como si nada sucediera, y tan campante del brazo de una jovencita. Parece que él ha dejado la ambición y ha optado por el amor.

¿Quién dice que en la familia Duarte Macías no hay finales felices?

 

[email protected]

@NumerosRojos_BC