AHÍ VIENE Javier Duarte y la gran pregunta es: ¿qué tanto pesará el veracruzano en la elección presidencial de 2018?

COLUMNAS DF

TEMPLO MAYOR | F. Bartolomé
AHÍ VIENE Javier Duarte y la gran pregunta es: ¿qué tanto pesará el veracruzano en la elección presidencial de 2018?
EN 2016 y 2017 el gran enemigo del PRI fue el propio Duarte, al personificar en su redonda persona y su tipluda voz lo más descarado de la corrupción tricolor. Y el hecho de haberlo expulsado de sus filas no les lava la cara a los priistas.
LLEGARÁ de Guatemala en unos 10 días y su juicio se llevará poco más de un año, según cálculo del subprocurador Alberto Elías Beltrán. Eso significa que las audiencias y todas las pruebas en su contra se conocerán al tiempo que se desarrolla el proceso electoral.
QUIÉN SABE cuál sea la estrategia legal de Duarte, pero la posibilidad de que suelte la sopa seguramente tiene muy nerviosos a varios en el PRI, en el gobierno federal y, por supuesto, en otros partidos políticos.
A MENOS, claro, que detrás de la rápida aceptación de Javier Duarte para ser extraditado hubiera algún pacto en lo oscurito que incluyera, por decir una cosa loca, que su esposa, Karime Macías, no fuera perseguida ni imputada y se le dejara irse a disfrutar su abundancia a otro país. Pero, no, esas cosas no pasan en México.
EN EL Senado tienen claro que Emilio Gamboa está más preocupado por irse de viaje que por sacar adelante el Sistema Nacional Anticorrupción.
EL priista convocó ayer a a los coordinadores parlamentarios supuestamente para ver los pendientes, pero… ¡no llegó! Y sus achichincles del Partido Verde tampoco se aparecieron, con lo que prácticamente quedó descartado convocar a un periodo extraordinario para nombrar al fiscal y a los magistrados anticorrupción.
LA IDEA de Emilio Gamboa es abordar esos temas en las vacaciones todo pagado, perdón, en la misión legislativa que llevará a un grupo de senadores a Pontevedra, España, el 10 de julio. Y obviamente el priista es el primero en la lista.
SI CIRCULA por la Autopista La Marquesa-Lerma tenga cuidado porque en ella se han registrado extrañas apariciones.
PERO no, no se trata de espíritus chocarreros ni de payasos terroríficos, sino de anuncios espectaculares en los kilómetros 35, 40 y 44, en los que se agradece al presidente Enrique Peña Nieto por la construcción de esa vialidad… inaugurada en junio del año pasado.
A DICHOS espectaculares los envuelve un halo de misterio, ya que extrañamente no llevan ninguna firma. ¿Quién será el agradecido? Es pregunta que no cree en fantasmas.
Reforma