¡AVE MARÍA PURÍSIMA!

COLUMNAS DF

TEMPLO MAYOR | F. Bartolomé
¡AVE MARÍA PURÍSIMA! Los obispos del Estado de México andan con el Jesús en la boca, debido a que la guerra sucia electoral amenaza con salpicarlos.
SEGÚN se comenta en tierras mexiquenses, hay quienes pretenden denunciar un supuesto apoyo indebido de la iglesia católica en favor de Delfina Gómez. Y eso, dicen los prelados, está muuuy lejos de la realidad.
LA VERSIÓN del presunto respaldo de la jerarquía católica surge por un asunto anecdótico; y es que la candidata de Morena en su juventud fue ¡catequista!
AUNQUE la acusación se ve endeble, los obispos mexiquenses ya están haciendo sonar las campanas antes de que los acusen de un pecado que no cometieron.
ALGUIEN debería recordarle a Ricardo Anaya que antes de criticar al vecino, sería bueno que limpiara su propia casa.
MIENTRAS el dirigente panista trae como bandera denunciar a Eva Cadena, la diputada recaudadora de Morena; en Chiapas tiene un caso que debería sonrojar a los albiazules: el del ex alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Francisco Rojas, a quien todos recuerdan allá por haber sido sorprendido metiendo fajos de billetes en bolsas y cajas de zapatos.
EN AQUELLA ocasión, en 2015, el escándalo fue mayúsculo, pero “Paco Billetes” no fue sancionado y mucho menos fue expulsado del partido. De hecho ha seguido muy metido en la grilla chiapaneca, con la mira puesta en la elección del próximo año.
LA COSA, tanto para Anaya como para el propio Rojas, es que la SEIDO trae su caso en la mira y le anda siguiendo de cerca los pasos. Así que nadie se sorprenda si esa bomba de billetes le explota al PAN en las manos más pronto que tarde.
VAYA, VAYA… los candidatos a la gubernatura de Coahuila se reunieron ayer… pero sin el priista Miguel Riquelme. Fue en una universidad de Saltillo donde se encontraron el panista Guillermo Anaya, el moreno Armando Guadiana y los independientes Javier Guerrero y Lucho Salinas.
A VER si esto no es la antesala de la versión coahuilense del TUCOM: Todos unidos contra Miguel.
CON ESO de que los pájaros en el alambre ya aprendieron a colgarse hasta de los celulares, entre la clase política se está poniendo de moda Confide, una nueva app que promete mayor confidencialidad, inclusive que WhatsApp.
SE HIZO popular en la Casa Blanca de Donald Trump -donde casi no son paranoicos- y en México quienes ya la usan, por ejemplo, son los diputados federales de Movimiento Ciudadano, que coordina Clemente Castañeda.
Reforma

FRENTES POLÍTICOS